Conecte con nosotros

Columna de hoy

Ser Mujer en México es muy caro, como la vida misma

Las mujeres siguen en el ‘grito de guerra’ esperando ser escuchadas para que el enemigo no profane más su cuerpo, su dignidad, su integridad, su libertad.

Avatar

Publicado hace

el

Foto: MagistralMx

Durante siglos la mujer a luchado por su libertad e igualdad, derecho que todo ser humano debe gozar, sin embargo a ella le ha costado la muerte.

Uno de los antecedentes es Olympe de Gouges, junto a un grupo de mujeres en 1789, durante la revolución francesa, denunciaron que la libertad, igualdad y fraternidad solo se referían a los hombres y no a las mujeres.

Olympe de Gouges conocida como la autora de la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana, en 1791, dos años después de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. El documento escrito por Gouges reclamaba para las mujeres los mismos derechos políticos que disfrutaban los hombres, el sufragio entre ellos. Tristemente, este documento no tuvo éxito.

De Gouges, en medio de esta sangrienta revolución, fue decapitada en una guillotina.

En México, la revolución por el reconocimiento de los derechos de las mujeres a un continua, a pesar de que México surge como Estado Independiente en 1821,

la independencia política sólo fue aplicada a los hombres, las mujeres no podían participar en la vida pública.

Es hasta 1904, cuando se fundó la Sociedad Protectora de la Mujer, autodenominada feminista, desde donde se impulsó la demanda del derecho al trabajo y posteriormente la lucha por los derechos civiles y políticos.

En 1945 se reunieron más de 10 000 mujeres en la Arena México, para exigir sus derechos, estableciéndose, el derecho al voto de forma constitucional el 17 de octubre de 1953, (http://biblio.juridicas.unam.mx). Una de las tres primeras mujeres elegidas para formar parte de un cuerpo legislativo en México en 1923, fue Elvia Carrillo Puerto, una lideresa feminista, política y sufragista mexicana que luchó para que

las mujeres tuvieran el derecho al voto, pronunciándose también en favor del control de la natalidad, la libertad sexual, el divorcio y contra lo que consideraba la opresión religiosa de la época.

El precio de los derechos de las mujeres, es muy caro, han costado miles de vidas, violencia y discriminación, a pesar de contar ya, con varias legisladoras, el proceso hacia una vida de equidad, respeto y libertad han sido muy lentos, hace apenas 13 años, el 1º. De Febrero de 2007 se aprobó y público en el Diario Oficial la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, sin embargo, la atención por parte de las instituciones ha sido indiferente y los tramites muy largos, hay varias víctimas, varios temas que siguen en lista de espera que no son atendidas y

las mujeres siguen en el ‘grito de guerra’ esperando ser escuchadas para que el enemigo no profane más su cuerpo, su dignidad, su integridad, su libertad.

Te puede interesar  Destaca con tu imagen en este regreso a clases