Conecte con nosotros

Columna de hoy

Nuevo etiquetado en México, ¿fin de la obesidad?

Las autoridades siempre toman medidas urgentes, cuando el problema ha sobrepasado los niveles y que desde mucho tiempo antes se debió regular.

MUSAF

Publicado hace

el

Foto: MagistralMx

En julio de 2019 se presentó en la Cámara de Diputados la iniciativa para modificar la

Ley General de Salud en materia de etiquetado,

que fue aprobada posteriormente por el Senado de la República, y publicada en el Diario Oficial de la Federación en noviembre del mismo año.

Este etiquetado será aplicado a productos de producción nacional o extranjera que se comercialicen en México, a fin de informar al consumidor final sobre el contenido nutrimental e ingredientes de los productos y evitar riesgos para la salud.

Al mismo tiempo en que se discutía en el Senado su aprobación, se inició el proceso para modificar la NOM-051 sobre el

etiquetado en alimentos y bebidas donde estarían definidos los lineamientos para su aplicación.

Como resultado de las mesas de trabajo coordinadas por la Secretaría de Economía y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), y la consulta pública se dio la publicación de la

Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010 (NOM-051) sobre el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados, el 27 de marzo del 2020, que entrará en vigor el 1 de octubre de este año.

Es importante señalar que México de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se encuentra en segundo lugar en obesidad a nivel mundial y de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, (UNICEF), en México 1 de cada 20 niñas y niños menores de 5 años y 1 de cada 3 entre los 6 y 19 años padece sobrepeso u obesidad, colocando a

México entre los primeros lugares en obesidad infantil,

lo cual se considera una emergencia de salud pública que urge tomar medidas inmediatas ya que afecta el crecimiento y el desarrollo de los niños.

Oaxaca es el primer estado mexicano en prohibir la venta, obsequio o donación de productos con altos contenidos calóricos a menores de edad,

luego de que en los primeros días de agosto de este año el Congreso local aprobara una reforma que adiciona el artículo 20 bis de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado.

Este tema ha generado muchas controversias por parte de empresas dedicadas a la elaboración de productos alimenticios, pues temen que sus ventas se vengan a bajo, sin embargo no sólo las empresas muestran preocupación, si no también

hay un gran sector de la población que se dedican a la comercialización al detalle como las personas que venden a fuera de las escuelas, las misceláneas,

como la Sra. Rosita, quien lleva más de 10 años con un puesto de dulces y más chucherías (como ella le dice) afuera de una escuela, dice: “ si en Puebla aprueban esa ley me van a correr con mi puesto, ¿qué voy a vender?  Esto sin duda también traerá graves afectaciones económicas.

Desde el punto de vista de la Dra. Verónica Sánchez, nutrióloga, en entrevista nos dice: “no es mala la acción que realizan las autoridades, sin embargo lo mejor sería que la sociedad se concientizará y tratará de cambiar sus hábitos alimenticios y dejara a un lado el sedentarismo, sin necesidad de que en el empaquetado lleve todas las leyendas, sólo falta que quieran agregar fotografías en los empaques de niños muriendo por consumir esos alimentos, cómo lo ocurrido con los cigarros, todos sabemos que los refrescos, galletas, pan, frituras y demás no nutren, que de comerlos en exceso ocasionan riesgos en la salud”.

Las autoridades siempre toman medidas urgentes, cuando el problema ha sobrepasado los niveles y que desde mucho tiempo antes se debió regular,

ahora, es necesario desarrollar y practicar en casa y en las escuelas los buenos hábitos alimenticios y la importancia del ejercicio físico.