Conecte con nosotros

Columna de hoy

El México olvidado en tiempos de coronavirus

Subsistir se ha complicado, no pueden salir y sus ventas han disminuido, “hemos pasado una semana comiendo puros tamales” puntualiza la pareja de la tercera edad con lágrimas en los ojos.

MUSAF

Publicado hace

el

Foto: MagistralMx

En México, la pandemia por COVID-19 más que nunca deja al descubierto los niveles sociales y sobre todo el grado de solidaridad de la humanidad.

De acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval) en 2019 existían 52.4 millones de personas en pobreza y 9.3 millones en pobreza extrema. 

Varias son las zonas donde se percibe esa pobreza extrema, incluso dentro de las ciudades más grandes e importantes económicamente.

Cómo en una población muy cercana a Puebla Capital, es el caso del matrimonio Rojas, ambos de la tercera edad dedicados por varios años a la venta de tamales, y que hace poco tiempo la Sra. Eugenia (nombre anónimo) perdió la vista de forma gradual, pero ahora en tiempos de Coranavirus, subsistir se ha complicado, no pueden salir y sus ventas han disminuido,

“hemos pasado una semana comiendo puros tamales” puntualiza la pareja con lágrimas en los ojos,

durante la visita de autoridades que se atrevieron a caminar para llevar productos de primera necesidad a gente en situación vulnerable o mejor dicho en extrema vulnerabilidadp, y como esta historia, hay varias.

En esta pandemia, los que peor la están pasando en muchos lugares de México, son

las personas de la tercera edad que están solos, enfermos, sin comida, en algunos casos sin servicio de electricidad, sin gas, sin agua, sólo con Dios y la Virgen de Guadalupe, como ellos dicen, suena increíble, pero existe.

En México vivimos una gran desigualdad, es cierto que varios vivimos al día y que también deseamos que el gobierno nos apoye con una despensa o con recursos económicos para sacar adelante los negocios, sin embargo hay quienes se vuelven invisibles y no pueden obtener esos apoyos (despensas) que el Gobierno está dando.

Te puede interesar  Feministas en Puebla clausuran simbólicamente oficinas de CNDH

Hay mucha gente que también la necesita, pero si tiene la posibilidad de caminar o ir a buscarlos, sin embargo existe esa pequeña minoría en extrema vulnerabilidad que quizá no mueran por el COVID-19, pero de hambre quizás, seamos conscientes, permite que la ayuda llegue a ellos, si conoces a alguien en esa situación y puedes ayudar, adelante, la solidaridad también es un valor.

En esta pandemia no hay despensa que alcance pero si voluntades que nos unan como mexicanos.